La tierra que ensucia las manos

Siempre llegamos al mundo con las manos vacías y el tiempo nos las va llenando de tierra.

TEXTO La tierra que ensucia las manos